Hace un año...

Hoy celebramos que hace un año que se empezó a fraguar este blog.
Hoy hace un año de un suceso que marcó mi vida, hecho que me hizo pensar que tenía que hacer algo más que leer libros y conocer Sevilla. Hecho que todavía hace que se me acelere el pulso y que mis ojos muestren otra expresión, un brillo especial al ver Sevilla y sus cosas. Quedó un vacío irreparable, una lejanía a la que sólo puedo acercarme cuando siento Sevilla, viviéndola -en mis visitas-, en sus fotos, videos que hablan de ella, sobre todo en las lecturas...

Desde Sevilla el legado, GRACIAS a todos los que habéis colaborado enviándome material para publicar.
GRACIAS a todos los que habéis leído estas páginas humildemente escritas y desde la lejanía.
GRACIAS a todos los que empleais vuestro preciado tiempo en conocer y hacer conocer un poco más cada día de nuestra amantísima ciudad
En definitiva GRACIAS a todos los que amamos Sevilla, que como dice la canción "...es tu madre tu novia y tu amiga, tierra del alma..."
Pero sobre todo GRACIAS a mis padres por darme la vida y por hacerme sevillano.
GRACIAS PAPA por haberme sabido inculcar lentamente, poco a poco, sin prisas, pero sin pausa...ese veneno que no tiene antídoto que ya te inculcaron tu padre y tu abuelo.
Al mejor cicerone Sevillano, al que me enseñó a amar mi tierra, a MI PADRE





Sabías que...

Babieca, el fiel corcel de Rodrigo Díaz de Vivar, el "Cid Campeador", fue un regalo del rey poeta de Sevilla, Almutamid, como muestra de agradecimiento a la defensa y protección prestadas por el Cid en en la batalla acontecida en la ciudad de Cabra, frontera del reino taifa de Sevilla, ante la ofensiva de su vecino rey de Granada en coalición con el noble castellano García Ordóñez.