Madrugá 2011



Queda la noche más sevillana
por el agua muy enturbiada
de la Macarena a Triana
miles de lágrimas derramadas
por no ver sus Esperanzas
por sus calles paseadas.
Ni al Silencio ni al Calvario
ni tampoco a los Gitanos
ni al Dios más sevillano,
que con paso racheado
va de su cruz tirando.
Llora Sevilla empapada
por inoportuno temporal
con fervor y ESPERANZA
anhela su madrugá.


José Miguel Mancera de Miguel 22 de Abril de 2011



Sabías que...

Babieca, el fiel corcel de Rodrigo Díaz de Vivar, el "Cid Campeador", fue un regalo del rey poeta de Sevilla, Almutamid, como muestra de agradecimiento a la defensa y protección prestadas por el Cid en en la batalla acontecida en la ciudad de Cabra, frontera del reino taifa de Sevilla, ante la ofensiva de su vecino rey de Granada en coalición con el noble castellano García Ordóñez.